22 agosto, 2012

Prepaga cubrira tratamiento de fertilización asistida

Por Prepagas

En esta nota comentaremos lo que resolvió la Sala Civil, Comercial y Laboral del máximo tribunal del Chaco haciendo lugar a la acción de amparo de una mujer de 39 años a quién su prepaga le negó la cobertura por no estar incluida en el PMO. La Sala Primera Civil, Comercial y Laboral del Superior Tribunal de Justicia del Chaco revocó un fallo de segunda instancia e hizo lugar a una acción de amparo ordenando a una empresa de medicina prepaga cubrir el costo de tres ciclos de fecundación asistida a una afiliada.

La sentencia advierte que el derecho a la vida, a la salud y a la protección integral de la familia revisten jerarquía constitucional por sobre las coberturas mínimas que garantiza el Plan Médico Obligatorio vigente. En contrapunto con el fallo de segunda instancia, al que definieron con un enfoque “eminentemente contractualista”, los magistrados consignan que “de nada sirve contar en la letra con derechos, si no es posible su ejercicio efectivo”.
 Los ministros mencionan que el criterio de que las prepagas deben costear este tipo de tratamientos “ha sido el imperante en la jurisprudencia reciente de nuestro país”. En ese sentido, citan que “…la obra social debe cubrir el costo del tratamiento de fecundación asistida ‘el hecho que la prestación no se encuentre contemplada en el Programa Médico Obligatorio no resulta de por sí causa suficiente para eximir a la demandada de su obligación de prestar un adecuado servicio de salud, habida cuenta que los derechos que los amparistas estiman vulnerados son derechos humanos que trascienden el derecho positivo vigente”.

Los magistrados citan los fundamentos de un fallo de la Cámara de Apelaciones de Córdoba en un amparo contra otra empresa de medicina prepaga considerando que “las prestaciones que se reconocen como obligatorias en el PMO no constituyen un elenco cerrado y sin posibilidad de ser modificado en el tiempo en beneficio de los afiliados, pues semejante interpretación importaría cristalizar en un momento histórico, la evolución continua, incesante y natural que se produce en el ámbito de la medicina y en la noción de ‘calidad de vida’ que es esencialmente cambiante”.