27 noviembre, 2013

Nueva Ley de salud mental y adicciones

Por Prepagas

Tras dos años y medio de espera, se reglamentó la Ley Nacional de Salud Mental y Adicciones (Ley 26.657). Dicha ley promueve un nuevo sistema basado en el respeto a los derechos de las personas con padecimientos mentales. Entre otros, la norma plantea el derecho de estas personas a la autonomía, a la atención integral de la salud, a vivir en la comunidad, a decidir sobre su salud y al acompañamiento familiar.
El articulado de la norma es el más avanzado del mundo en la materia y es considerado un modelo por la OMS. Se establece la sustitución de los manicomios por la atención en los hospitales generales y otros dispositivos de inclusión social. Además, la problemática de las adicciones a las drogas pasa a depender de este enfoque médico y se abandona la persecución judicial del adicto.
La titular de la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones del Ministerio de Salud, Matilde Massa, aseguró que a partir de la reglamentación de la norma «se sigue trabajando en la apertura de servicios de salud mental en los hospitales generales, en el desarrollo de dispositivos que colaboren para lograr la efectiva inclusión social de todas las personas con padecimiento mental y problemáticas de adicciones». En el tiempo que medió desde la sanción de la ley, la Defensoría General de la Nación readecuó su funcionamiento «a fin de asegurar la defensa técnica y el derecho a ser oído de todas las personas que atraviesan un proceso judicial como consecuencia de su situación de salud mental».
Las claves de la nueva ley
* Consejo consultivo: El Ministerio de Salud deberá convocar a organizaciones sociales y en particular de usuarios y familiares para conformarlo.
* Adicciones: El eje estará puesto en la singularidad del individuo y no en la sustancia. Se avala el enfoque de reducción de daños.
* Salas de aislamiento: Quedan prohibidas, así como las limitaciones de visitas a personas internadas.
* Manicomios: Se fija como plazo el año 2020 para su total sustitución.
* Obras sociales y prepagas: Brindarán las prestaciones establecidas sin exigir certificado de discapacidad.