Publicidad

Que pueden hacer los clientes frente al aumento

En esta nota comentaremos como tienen que prodeder los afiliados en caso de que las compañías lleven adelante el incremento sin la autorización gubernamental, deberán devolver el importe cobrado de más o descontarlo del próximo recibo. Si no lo hacen, los clientes podrán hacer el reclamo ante la firma de medicina prepaga y la Superintendencia de Servicios de Salud.

“Para el caso que la empresa no responda en un tiempo prudencial, lo rechace o lo conteste con evasivas y restringiendo de alguna manera su derecho, el afectado deberá concurrir a formular la denuncia al Organismo Gubernamental de Defensa del Consumidor”, informaron desde la asociación del consumidor Protectora.
Si la audiencia de conciliación fuera dispuesta a una fecha remota, que prolongue el trámite innecesariamente en el tiempo, se puede reclamar judicialmente sin necesidad de agotar la vía administrativa, agregaron.

En tanto, todas las acciones por defensa al consumidor son gratuitas, de acuerdo al artículo 53 de la Ley de Defensa del Consumidor (LDC), por lo que no se abonará ninguna tasa o gasto para su inicio.

En caso de verse obligado a litigar judicialmente para poder solicitar el cumplimiento de las obligaciones legales, el afectado podrá también reclamar una multa que deberán pagar a su favor.

“Esta sanción puede ser establecida entre los $100 y $5.000.000, dependiendo del carácter de reincidente, la cuantía de los beneficios indebidamente obtenidos, su proyección económica, el peligro de su generalización para todos los usuarios y la repercusión de estas infracciones atento la posición en el mercado”, agregó Protectora.

Es decir, las asociaciones de consumidores coinciden en señalar que si las empresas informan que le aumentará la cuota a partir de agosto y los meses posteriores, el incremento es ilegal y debe ser rechazado.

Para llevar a cabo la denuncia ante la Superintendencia de Servicios de Salud, el damnificado deberá llevar el original y fotocopias del documento de identidad, de las últimas tres facturas de pago, del carnet de afiliación y de la carta que comunicaba el aumento.

Luego deberá dirigirse a la sede del organismo, ubicada en la avenida Roque Sáenz Peña 530, de la Ciudad de Buenos Aires, de 10 a 16 horas. En caso de no poder acercarse, podrá llamar al 0800-222-72583.

De avalarse el incremento, los usuarios podrán rescindir en cualquier momento el contrato sin limitación y sin penalidad alguna. Este derecho podrá ser ejercido solamente una vez por año.

Además, las compañías no podrán obligarlos a afrontar la deuda para terminar con el vínculo.

Algunas firmas, en las cartas de comunicación, le ofrecen a los usuarios pasar a un plan más barato, que funciona a través del sistema de copagos (la cuota es más baja, pero se debe abonar un adicional en caso de realizar consultas o estudios con profesionales).

En cambio, podrán dar de baja al afiliado si éste no paga tres cuotas íntegras y consecutivas. Previo a esta medida, la firma deberá intimar al usuario a regularizar el pago total de las sumas adeudadas en un plazo de 10 días hábiles.

Vencido ese lapso, debe terminar el vínculo contractual para impedir el devengamiento de nuevos períodos de facturación.

El titular de Consumidores Libres, el ex diputado socialista Héctor Polino, aconsejó “no pagar las facturas con aumentos” porque “son ilegales, e implican un nuevo desconocimiento de las empresas a la regulación aprobada por el Congreso Nacional”.

No votes yet.
Please wait...
Publicidad

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *