Publicidad

La medicina prepaga: aumentos de cuota por edad avanzada

En nuestro país, las prestaciones de salud en el sector privado se llevan a cabo entre organizaciones empresariales de medicina prepaga, las que adoptan generalmente la forma de sociedades comerciales, pero también se constituyen como asociaciones o fundaciones y son ellas quienes asumen la prestación de los servicios de cobertura de salud, a través de terceros o en forma directa, brindada bajo el diseño de diferentes planes –sistemas abiertos, cerrados o mixtos- a cambio de una cuota mensual por parte del adherente o beneficiario del plan.

Al igual que las obras sociales cumplen una función social, pero a diferencia de éstas no cuentan con una regulación legal que específicamente comprenda los contratos que celebran las partes, salvo lo establecido por la ley 24754 vigente a partir de 1996 relativa únicamente a las prestaciones a cargo de las mismas.

Por ello a la relación jurídica que nace entre las partes resultan de aplicación las normas contractuales generales, quedando – la medicina prepaga – enmarcada en el especial régimen tutelar de los consumidores y usuarios (ley 24.240 y complementarias), en tanto el beneficiario reviste la calidad de “consumidor” (conf. art. 1°, ley 24.240); y la empresa como prestadora profesional del servicio de salud (art. 2°, ley 24.240), es un sujeto “proveedor”.-

Ricardo Lorenzetti sostiene que el contrato de medicina prepaga es “La relación jurídica entre la empresa y el paciente…contrato mediante el cual una de las partes se obliga a prestar servicios médicos a sus pacientes, por sí o por terceros, sujeta a la condición suspensiva de que se dé una determinada enfermedad en el titular o sus beneficiarios, contra el pago de un precio anticipado y periódico”

Se contextualiza entonces el vínculo jurídico entre las partes a través de convenios con cláusulas predispuestas, diseñados por la prestadora, esencialmente unilaterales con diferentes planes de cobertura y a diferentes precios -los que no están regulados-, contra el pago de cuotas que se cancelan por adelantado permitiendo al prestador la suspensión de servicios ante la falta de pago de las mismas. En atención a su objeto, son contratos celebrados por tiempo indeterminado o generalmente muy prolongado, con renovaciones automáticas, en el que el predisponente se reserva el derecho a modificar las condiciones careciendo el usuario de esa posibilidad.

De este modo, el asociado se ve expuesto a situaciones que se advierten como arbitrarias, pues no le queda más alternativa que acatar modificaciones compulsivas del contrato o finalmente rescindir.

banner emergencias

Es así que se verifica la existencia de cláusulas abusivas en este tipo de contratos, tales como las que prescriben que no se cubrirán prestaciones preexistentes al ingreso, sean éstas conocidas o no, o declaradas o no por el afiliado. La posibilidad de modificación por parte de la prepaga del plan de cobertura sin necesidad de notificación previa; la posibilidad de dejar sin efecto la solicitud de ingreso en cualquier momento sin expresión de causa y sin corresponder indemnización a ninguna de las partes; el aumento de la cuota en un determinado porcentaje cuando el afiliado cumpliere 65 años de edad.

 Es muy grave la situación a la que se ven expuestos los adultos mayores debido a las modificaciones unilaterales del contrato que les imponen las prestadoras.

banner emergencias
No votes yet.
Please wait...
Publicidad

3 responses to “La medicina prepaga: aumentos de cuota por edad avanzada

  1. me parece importantisimo este tema a mipor ejemplo OMINT me debe plata del año pasado mis aportes son mayores de los que consideraron , yo pago la diferencia entre la cuota y mis aportes para que tengan una idea la cuota de mi hijo y yo es de 1700 $ me descuentan 500 $ y pago 1200 $ , el tema es que la prepaga considera el aporte que se le canta

    No votes yet.
    Please wait...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *